Denuncias de abuso sexual a menores aumentaron 25,3 % en santander.

Escrito por La Konsentida 100.1 Como Me Gusta on . Posted in Noticias

Por cada día transcurrido en 2017 el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, recibió en promedio más de tres denuncias de abuso sexual contra menores de edad, en Santander.

De acuerdo con la información obtenida, el año anterior se registró un aumento del 25,3 % en el número de tales reportes.

Mientras que en 2016 las notificaciones por este tipo de delitos contra infantes y adolescentes sumaron 985 casos, el año anterior el Icbf atendió 1.234 reportes; o sea, 249 requerimientos más.

Según las directivas territoriales de la institución, el 87 % de las denuncias interpuestas el año anterior fueron por actos en los que los menores de edad fueron sometidos o violentados por conductas sexuales, como acceso carnal y tocamientos, entre otros.

“1.079 de estos casos corresponden a abuso sexual; es decir, el 87% de las denuncias recibidas. 72 reportes fueron por inducción a la explotación sexual comercial, 65 denuncias por conductas sexualizadas con menores de 14 años, 17 reportes más por pornografía infantil y un caso por trata con fines sexuales”, Margy León de Buitrago, directora Regional del Icbf.

Más herramientas

La funcionaria argumentó el por qué de este significativo incremento en el índice de denuncias: “El hecho de contar con diferentes rutas y alternativas para la denuncia, como la línea nacional gratuita 141, que funciona las 24 horas, y el brindar mayores garantías y confianza para los denunciantes han permitido que crezca el número de denuncias”.

Como parte de la atención brindada por el Icbf, en 2017 se abrieron 184 procesos de protección especial para igual número de menores de edad, quienes padecieron ataques sexuales y además estaban en riesgo de seguir sufriendo este tipo de actos aberrantes.

El procedimiento

“Una vez se conoce la respectiva denuncia, el Defensor de Familia está en la obligación de notificarlo a la Fiscalía. Luego se inicia la verificación de la garantía de los derechos del infante o adolescente. Producto de esto se pueden tomar dos decisiones, que el niño se retire de la familia o del hogar en el que está, o que retorne a su núcleo familiar bajo tutorías y asistencia sicosocial familiar”, explicó León de Buitrago.

La directiva Regional del Icbf agregó que, “si en efecto el menor está siendo afectado y sigue en riesgo, el defensor de familia deja al niño a cargo de un hogar sustituto o lo ingresa a una institución de protección”.

Fuente: Vanguardia